Mercancía

Cómo tener una familia feliz cuando hay un padrastro

Cómo tener una familia feliz cuando hay un padrastro

El secreto de una familia feliz, cuando tiene un padrastro, depende de la relación que el padre adoptivo logre establecer con el niño. Antes de convertirse en una familia feliz y unida, debe trabajar en cómo integrar al padrastro en la familia, para que el niño no se sienta amenazado o descuidado. ¡Descubre lo que necesitas hacer para tener éxito en formar una hermosa familia!

Prepárese para reacciones negativas e incómodas.

Tan pronto como mencione el tema de un nuevo padre o pareja en su vida con su hijo, puede desencadenar una verdadera tormenta emocional de su parte. No esperes que el pequeño esté feliz de que te hayas separado de su padre y que ahora estés tratando de reconstruir tu vida con otra persona.

Siempre llorará la pérdida de su padre natural y hará todo lo que esté a su alcance para reconciliarse con él. Trátese con calma y trate de comprender las reacciones negativas o las alusiones incómodas que podría hacer sobre su relación o padrastro.

Asegúrese de que el padrastro nunca tome el lugar del padre natural

Cuando aparece una nueva persona en su vida después de la separación o el divorcio, el principal temor del niño será que lo retire de su padre natural o que su nuevo novio tome su lugar. Hable con su nuevo compañero y hable con el niño sobre el papel que jugará en su vida y el hecho de que nunca tomará el lugar de su padre.

Es aconsejable alentar al niño a ver a su padrastro como un muy buen amigo, en quien puede confiar para llamar cuando lo necesite, pero también como un compañero divertido y divertido.

Asegúrate de amarlo tanto

Otro miedo o sentimiento de miedo que siente el pequeño son los celos. El niño estará celoso del amor y el afecto que le brindas a la nueva pareja. Tendrá la impresión de que quiere robarle su amor y que lo descuidará por su culpa. Es importante decirle a diario cuánto lo amas y asegurarle que nada cambiará el amor y el afecto que tienes.

Hable con el niño antes de mudarse juntos

La relación con el nuevo socio ha avanzado y ustedes han tomado la decisión de moverse juntos. No haga esto antes de hablar con el niño sobre esta intención. Es un cambio importante en la vida del niño y debe estar preparado para ello.

Encuentre un momento adecuado para abrir el tema y discutirlo con él. Hágale saber qué cambios tendrán lugar, pero concéntrese en cosas que no cambiarán. Es más reconfortante para el niño sentir que no habrá demasiados cambios y que su vida no se verá muy afectada por estos cambios.

Luego, enfatice los aspectos positivos de trasladar a su padrastro a su hogar: más compañeros de juego y diversión, ayuda adicional con las tareas del hogar, apoyo para usted, etc.

El padrastro debe ser paciente con el niño.

El padrastro también debe realizar un esfuerzo sustancial, tanto en términos de fortalecer una familia feliz como en una relación cercana con el niño. Su pareja debe encontrar los métodos y herramientas adecuados para ganar la confianza y el afecto del niño y construir una relación sólida con él.

Esto no significa que tenga que mimarlo y atraerlo a su lado, siempre haciendo lo que le gusta. Es importante que su padrastro se una a usted en el esfuerzo de disciplinar al pequeño. El niño debe comprender que el padrastro lo ama, pero esto no significa que deba aprovecharse de su amabilidad o que pueda evadir las reglas y restricciones.

Incluso si no es un padre natural, es importante asumir el rol de padre y asumir las responsabilidades y atribuciones relacionadas con este estado. Desarrollar la relación entre padres e hijos es un proceso largo, que requiere mucha paciencia y comprensión. Pero cuando hay deseo y amor, las cosas pueden resolverse y desarrollarse naturalmente, sin problemas.